Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General Septiembre, mes de la Biblia

:: Editorial Verbo Divino :: Autor destacado José Pedro Tosaus Abadía

José Pedro Tosaus Abadía

José Pedro Tosaus Abadía

Hablando de José Pedro con... Pepe Cervantes

- ¿Qué crees que puede aportar hoy José Pedro al mundo de la teología y de la Biblia desde su sensibilidad y sus cualidades como investigador y como persona?
 
José Pedro Tosaus puede aportar muchísimo al mundo de la investigación bíblica y teológica. Su altura intelectual va acompañada de una humanidad excepcional. Él es riguroso en sus análisis bíblicos, literarios y sociales. En su talante espiritual es profundo y exquisito. Como persona es un hombre prudente, sensato, valiente y firme desde sus convicciones más profundas. En la relación con los demás es dialogante y abierto.
 
- ¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de vuestro tiempo de estudiantes en Roma y vuestra colaboración posterior?
 
José Pedro y yo coincidimos en Roma durante nuestros estudios en el Bíblico. Tengo muchos recuerdos pues ha sido siempre un gran amigo.
Entre las anécdotas significativas de la vida recuerdo que después de llevar seis meses en Roma no habíamos visto casi nada de la ciudad eterna y después de los exámenes recorrimos la ciudad disfrutando del arte y de la historia. También en esto era un gran experto.
Recuerdo también un hermoso viaje desde Salamanca a Cuenca. De aquella conversación entre nosotros nació un proyecto precioso que acabó siendo su valiosísima tesis doctoral sobre la Carta a los Efesios.
Otra colaboración de la que estoy muy agradecido fue su corrección más que minuciosa al manuscrito de mi libro Sinopsis bilingüe de los evangelios, así como su permanente apoyo y participación en la revista Reseña Bíblica.
 
Hablando de José Pedro con... Xavier Pikaza

- ¿Podrías atreverte a hacer una síntesis del pensamiento de José Pedro o decirnos cuáles son en tu opinión sus claves de fondo?
 
Mi contacto con él ha sido más intenso que extenso. Le conozco más por sus trabajos que por convivencia directa. Pero recuerdo emocionado su tesis, en la Pontificia de Salamanca, sobre Cristo y el Universo (en Efesios e Ireneo), Salamanca 1995, la obra más importante que conozco sobre la interpretación antigua de Efesios. También he leído con gran placer y aprovechamiento su libro sobre La Biblia como literatura, donde ofrece una ceñida y profunda visión de la Escritura bíblica desde la perspectiva de la forma, la dicción y el estilo. Tengo ganas de volver al Octógono sagrado, para repensar sus claves desde mi propia sensibilidad… y espero leer pronto su novela Memorias del paraíso.
 
- Los dos os dedicáis de formas muy diversas al mundo de la Biblia ¿Hay algún rasgo que os une en este esfuerzo?
 
Nos une la pasión por la Biblia y por el trabajo bien hecho. Todo lo que escribe José Pedro está bien pensado y medido. Tiene la claridad de las cosas elaboradas con cuidado. Especialmente me sorprende su capacidad de recrear y traducir obras importantes de teología y pensamiento. Lo mejor que me ha pasado alguna vez es estar leyendo en castellano alguna obra de Verbo Divino, o algún libro de pensamiento de otras editoriales, y pensar: “¡qué bien traducido!”. Entonces, suelo pensar: “¡Deber ser de Tosaus!”. Y así ha sido casi siempre. Gracias, José Pedro, por ayudarnos a conocer muchas obras importantes de filosofía y pensamiento.
 
Hablando de José Pedro con... Mercedes Navarro

- Compartes con Juan Pedro el gusto por los métodos nuevos de afrontar y divulgar la Biblia. Coméntanos algo sobre esta acertada coincidencia entre los dos ¿De qué métodos hablamos? ¿Por qué ese interés?

José Pedro Tosaus es un biblista sensible a la dimensión literaria y cultural de los textos. Puede parecer una obviedad resaltar esta sensibilidad, pero no es tan común. En el ámbito español tenemos una tradición investigadora importante en filología, en análisis diacrónico de los textos, en estudio de los contextos y reconstrucción de escenarios... Se ha cultivado bastante menos la dimensión literaria y, dentro de ella, la narrativa. Un autor de la importancia y prestigio internacional como Luis Alonso Schöckel, por ejemplo, no ha sido suficiente para consolidar esta línea de estudio en el que nos encontramos José Pedro Tosaus y yo misma. La Biblia no puede entenderse si no se tiene especialmente en cuenta la forma de los textos, es decir, su condición literaria. Ya ha pasado el tiempo en el que forma y contenido iban cada uno por su lado. Hemos aprendido que no pueden separarse aunque en el estudio tengamos que distinguirlos. José Pedro se ocupa de poner de relieve, especialmente, el resultado final, la Biblia como literatura, esa literatura que los creyentes proclamamos Palabra de Dios.
Coincidimos bastante en esta perspectiva, aunque yo desarrollo más una exégesis que se vale del análisis narrativo. Yo creo que él no se queda en los textos narrativos, sino que abarca la totalidad de formas.

- ¿Qué cualidades destacarías en Juan Pedro como biblista y como ser humano?

José Pedro me ha parecido siempre una persona vinculada a la realidad, otra de las cualidades que presuponemos en los estudiosos y que sin embargo no es tan obvia. Es una persona que vive entre la gente y con la gente sin esas barreras de separación que con frecuencia establecemos quienes nos encontramos dentro de instituciones eclesiásticas. Estar más o menos vinculado a la realidad, y la forma de relación con ella, afecta a lo que estudiamos, a lo que comprendemos de la Biblia, lo que ella nos dice y lo que decimos de ella y sobre ella. Creo que cuando leemos un libro de José Pedro Tosaus percibimos el lugar en el que se coloca y el lugar desde donde lee e interpreta la Biblia. Por eso sus libros tienen la cualidad de ser accesibles a un público amplio. José Pedro, además, sabe divulgar. Eso es algo que siempre he admirado, la capacidad para dar a entender con facilidad todo aquello que con frecuencia estudiamos y llegamos a comprender después de mucho tiempo y esfuerzo, mediante el rigor científico necesario. A mí me cuesta mucho. No sé si le cuesta a José Pedro, pero desde luego lo sabe hacer y la lectura de sus libros es una verdadera gozada para la inmensa mayoría de la gente. Con sus libros se disfruta y se aprende a la vez. Me encantaría contar con buenos y buenas divulgadores/as de los resultados del esfuerzo exegético de los y las especialistas. Pero supongo que más que un esfuerzo, es un don.
 
- Los dos formáis parte de la ABE ¿Qué retos crees que tiene la ABE por delante? ¿Qué aportación puede hacer Juan Pedro en esos retos?

La ABE, en su última asamblea en Salamanca, ya formuló sus propuestas, sus retos y sus dificultades para llevarlos a cabo. Una de las líneas que formulamos se refería a la necesidad de recuperar ámbitos de investigación y publicación que se encontraban un tanto estancados, pero otra línea de desafíos más y menos explícita es, justamente, la de hacer posible una buena y seria divulgación. Es verdad que no es un objetivo prioritario, pero también es cierto que no hay lugares a los que encomendar esta tarea, por eso una figura como la de José Pedro Tosaus no tiene precio, por ser escasa y por encontrarlo entre nosotros y nosotras, los miembros de la ABE. En esa tarea, además, me parece que su perspectiva literaria y cultural es absolutamente necesaria, y para eso la ABE sí que tiene sensibilidad, como lo ha demostrado al convocar sus últimos congresos bajo el signo del diálogo y el debate cultural. En ello nos va conservar y dar a gustar al máximo posible de personas el patrimonio humano y literario de la Biblia.


Para terminar, queremos deshilvanar unos cuantos deseos para nuestro autor del mes...

Pepe Cervantes tiene dos deseos: uno, que José Pedro tenga medios y posibilidades para realizar todo lo que puede dar en el estudio de la Biblia y en su difusión; otro, que sea muy feliz con las personas que le acompañan permanentemente en su vida, con su mujer y con sus hijos.
 
Xabier Pikaza lo dice con una expresividad especial: “¿Qué deseo? ¡Que no tuviera necesidad de traducir por oficio! ¡Que lo hiciera sólo por placer y le quedara más tiempo para ofrecernos su propia lectura de la Biblia! Estoy esperando su comentario a Efesios y Colosenses… Seguiremos hablando de ello, cuando lea su novela. Por ahora sólo puedo desearle: ¡Nos vemos, José Pedro! Cualquier día nos vemos y seguimos comentando los temas comunes: leer y escribir sobre la Biblia, traducir de otros idiomas, recrear la vida…”.

 


 

Imprimir imprimir

Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia