Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General Concilium - PDF gratuitos

de enero (3)

Anteriormiércoles, 03 de enero de 2018 Siguiente

Lecturas Bíblicas
1 Juan 2, 29–3, 6
97, 1-2ab. 3cd-4. 5-6
Juan 1, 29-34
Liturgia
Color Blanco
Ciclo B
Semana Salterio II
Genoveva

La Editorial Verbo Divino ha lanzado una nueva aplicación “La Buena Noticia de cada día”. La pueden descargar en Play Store para Android o en App Store para Apple. En la aplicación encontrarán las lecturas completas que se proclaman en la Eucaristía de todos los días del año, acompañadas de un sugerente comentario que invita a la oración.  Podrán consultar festividades y acceder a las oraciones que año tras año se ofrecerán, así como visualizar un vídeo semanal con el que se pretende acercarles el evangelio de una manera original.

 

 

Cita del día

El testimonio del Bautista no tiene su finalidad en sí mismo. Tiene por objetivo suscitar la fe del discípulo en la persona de Jesús. El Bautista ha visto al Espíritu “permanecer” sobre Jesús. Esta certeza provoca el anuncio de que Jesús es verdaderamente el Mesías, el Elegido de Dios (cf. Is 42,1). El testimonio de Jesús “Hijo de Dios” se hace eco de las palabras pronunciadas por el Padre en el bautismo: «Éste es mi Hijo amado» (cf. Mc 1,11; Mt 3,17; Lc 3,22).
El testimonio de Juan ha caracterizado dos épocas: la del bautismo «con agua» (v. 31) y la del bautismo «en el Espíritu» (v. 33). El descenso del Espíritu Santo sobre Jesús en las aguas del Jordán es el inicio de la salvación y de los tiempos nuevos: ha comenzado para la humanidad su camino de retorno al Padre, se ha puesto en marcha la creación del nuevo Israel. Hasta el evento del Jordán el Espíritu moraba en Jesús, escondido en el silencio y desconocido; sólo ahora, con la confirmación de lo alto, el Padre lo consagra en su misión profética y mesiánica. Cada creyente es el hijo esperado sobre el que se posa el Espíritu del Señor y está llamado a dar testimonio de que el único camino de salvación para el hombre es el recorrido por Cristo y no las fáciles ilusiones prometidas por otros libertadores de movimientos políticos, sociales y religiosos. Quien nace del misterio de Cristo muerto y resucitado puede anunciar a los hermanos el camino de la salvación y proponerla con eficacia a través del signo del amor y de la entrega de sí.

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Tiempo de Navidad Lectio Divina para cada día del año: Tiempo de Navidad

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
1 Juan 2, 29–3, 6

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan

Queridos hermanos: 
Ustedes saben que Jesucristo es justo. Por eso deben saber también que todo el que vive rectamente es hijo de Dios.
¡Miren qué amor tan inmenso el del Padre, que nos proclama y nos hace ser hijos suyos! 
Si el mundo nos ignora, es porque no conoce a Dios. 
Ahora, queridos, somos hijos de Dios, aunque todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser. Pero sabemos que el día en que se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es. 
Esta esperanza que hemos puesto en él es la que nos va perfeccionando, como él es perfecto.
Todo el que peca quebranta la ley, pues el pecado consiste en conculcar la ley. 
Y saben que Jesucristo, en quien no hay pecado, vino a borrar nuestros pecados. 
Quien permanece unido a él no comete pecado; quien sigue pecando, es que no lo ha visto ni conocido.

Salmo:
97, 1-2ab. 3cd-4. 5-6

R/. Han visto los confines de la tierra
          la victoria de nuestro Dios.

      Canten al Señor un cántico nuevo
          porque ha hecho maravillas;
          su diestra, su santo brazo,
          le ha dado la victoria. R/.
 
      Han visto los confines de la tierra
          la victoria de nuestro Dios.
          Aclama al Señor tierra entera,
          griten de júbilo, alégrense, canten. R/.


      Canten al Señor con la cítara,
          con la cítara y con voz melodiosa;
          con clarines y al son de trompetas,
          aclamen al Señor, el rey. R/.

Evangelio:
Juan 1, 29-34

Lectura del santo evangelio según san Juan

Al día siguiente, Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo:
—Ahí tienen ustedes al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. A él me refería yo cuando dije: «Después de mí viene uno que es superior a mí, porque él ya existía antes que yo». Ni yo mismo sabía quién era, pero Dios me encomendó bautizar con agua precisamente para que él tenga ocasión de darse a conocer a Israel.
Y Juan prosiguió su testimonio diciendo:
—He visto que el Espíritu bajaba del cielo como una paloma y permanecía sobre él. 
Ni yo mismo sabía quién era, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: 
«Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y permanece sobre él, ese es quien ha de bautizar con Espíritu Santo». 
Y, puesto que yo lo he visto, testifico que este es el Hijo de Dios.

Color blanco
Color que hace referencia a la resurrección de Jesús, siendo el color más solemne en la liturgia. Simboliza la alegría y la paz. Se usa durante el tiempo de Pascua y el tiempo de Navidad. Se emplea también en las fiestas y solemnidades del Señor no relativas a la Pasión, incluida la misa de la Cena del Señor del Jueves Santo, en las fiestas de la Virgen María y de los santos que no murieron mártires.
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia