Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General 2015-2016 Revista Eucaristía Revista Concilium Revista Reseña Bíblica Catalogo Tiempos de Familia Videos

Lunes de la 15ª Semana del T.O

Anteriorlunes, 17 de julio de 2017 Siguiente

Lecturas Bíblicas
Éxodo 1, 8-14. 22
123, 1-3. 4-6. 7-8
Mateo 10, 34—11, 1
Liturgia
Color Verde
Ciclo A
Semana Salterio III
Mártires del Brasil
Comentario del día

La persona de Jesús es causa de división incluso entre los miembros de una misma familia. Cuatro contraposiciones muy fuertes dirigidas a los oyentes: en tres de ellas, el que pospone o matiza a Jesús no es «digno de él». Paradoja final sobre el «perder» y el «ganar» la vida.
El mensaje de Jesús no busca ni «adeptos» a cualquier precio, ni promete un falso «irenismo» (pacificación falsa y contraproducente). Jesús es consciente de que el anuncio del reino causa choques y oposiciones abiertas y beligerantes. Jesús no promete una vida simple a cualquier precio, sino coherente y humana, aun a precio de sufrimiento.
Que no busque la paz de la mentira que agrada, y el favor de los poderosos, sino la verdad aunque cueste, Señor.

Cita del día

El fragmento del evangelio que hemos leído nos muestra una vez más la importancia de la fe en Cristo y, en especial, de su persona. Esta fe, tal como era considerada por el mismo Jesús y por la comunidad primitiva, está por encima de las cosas más sagradas y más grandes de la vida. Sería una fe falsa aquella que, para no romper los vínculos familiares o amistosos, permaneciera en un nivel superficial o lo fuera sólo de nombre, sin ninguna exigencia. La verdadera fe, para los evangelios, significa un corte en lo vivo y, si se da el caso, la renuncia a los sentimientos más profundos del corazón, porque lo que cuenta es la opción por Cristo frente a todos los demás valores e ideales de la vida.
El mensaje del evangelio de hoy es que debemos reforzar en nosotros la adhesión total, profunda, a Cristo, prefiriéndole a todo, y prefiriendo nuestra fe a cualquier otra fe, religión o ideal humano, especialmente en el mundo de hoy, que vive dividido entre los poderosos desafíos de la técnica, de las incesantes conquistas, del bienestar y de otras realidades que son, muchas veces, los ídolos de la humanidad moderna. Ser capaz de reafirmar la fe en Cristo y en el Evangelio es una necesidad vital para el hombre creyente de nuestros días, porque de otro modo esta fe se oxidará y se perderá.

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
Éxodo 1, 8-14. 22

Lectura del libro del Éxodo

En aquellos días, subió al trono en Egipto un Faraón nuevo, que no había conocido a José, y dijo a su pueblo:
—¡Dense cuenta de que los israelitas se están multiplicando y haciéndose más fuertes que nosotros!
Actuemos sabiamente respecto a ellos, no sea que sigan multiplicándose y, en caso de guerra, se pongan del lado de nuestros enemigos, luchen contra nosotros y se marchen del país.
Entonces les impusieron capataces que los sometían a trabajos muy duros. Y así fue cómo construyeron para el faraón las ciudades de almacenamiento de Pitón y Ramsés. Pero cuanto más los oprimían, más crecían y se extendían, hasta el punto que los egipcios empezaron a considerarlos un serio problema. Por eso, los egipcios sometieron a los israelitas a una cruel esclavitud. Les hicieron la vida insoportable con trabajos rudos: hacer barro, fabricar adobes, y toda clase de labores del campo. Todos estos trabajos se los impusieron con malos tratos.
Entonces el faraón ordenó a todo su pueblo:
—Arrojen al río a todos los niños hebreos que nazcan; a las niñas déjenlas vivir.

Salmo:
123, 1-3. 4-6. 7-8

R/. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.

      Si el Señor no hubiese estado con nosotros,
          —Israel es testigo—,
          si el Señor no hubiese estado con nosotros
          cuando los demás nos atacaban,
          nos habrían devorado vivos
          al estallar su ira contra nosotros. R/.

      Nos habrían anegado las aguas,
          una riada nos habría cubierto,
          nos habrían cubierto
          las impetuosas aguas.
          ¡Bendito sea el Señor
          que nos liberó de sus fauces! R/.

      Escapamos como el pájaro
          de la trampa que le tienden:
          se rompió la trampa y escapamos.
          Nuestro auxilio es el nombre del Señor,
          que hizo el cielo y la tierra. R/.

Evangelio:
Mateo 10, 34—11, 1

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:
—No crean que he venido a traer la paz al mundo. ¡No he venido a traer paz, sino guerra! Porque he venido a poner al hijo en contra de su padre, a la hija en contra de su madre y a la nuera en contra de su suegra; de manera que los enemigos de cada uno serán sus propios familiares.
El que quiera a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí. El que quiera a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. Y el que no esté dispuesto a tomar su cruz para seguirme, tampoco es digno de mí. El que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que, por causa de mí, la pierda, ese la salvará.
El que los reciba a ustedes es como si me recibiera a mí, y el que me reciba a mí es como si recibiera al que me envió. El que reciba a un profeta por tratarse de un profeta, tendrá la recompensa que corresponde a un profeta, y el que reciba a un justo por tratarse de una persona justa, tendrá la recompensa que corresponde a una persona justa.
Igualmente el que dé un vaso de agua fresca al más insignificante de mis discípulos precisamente por tratarse de un discípulo mío, les aseguro a ustedes que no quedará sin recompensa.
Cuando Jesús terminó de dar estas instrucciones a sus doce discípulos, se marchó de allí a enseñar y anunciar el mensaje en los pueblos de la región.

 

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia