Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Zona personal
ok
ok Avanzado
Mi cesta
Vacía
Tienda Digital EVD Catálogo General 2015-2016 Revista Eucaristía Revista Concilium Revista Reseña Bíblica Catalogo Tiempos de Familia Videos

Lunes de la 11ª Semana del T.O

Anteriorlunes, 19 de junio de 2017 Siguiente

Lecturas Bíblicas
2 Corintios 6, 1-10
97, 1. 2-3ab. 3cd-4
Mateo 5, 38-42
Liturgia
Color Verde
Ciclo A
Semana Salterio III
Romualdo
Comentario del día

Jesús recuerda la ley del talión «ojo por ojo, diente por diente». Él pide superarla: no hagáis el mal al que os hace daño, sino que pide vencer el mal con el bien (la mejilla), la generosidad (capa prestada) y la paciencia (peso excesivo). Ni rehusar la ayuda ni desoír a quien te suplica.
La «ley del talión» es muy justa a los ojos humanos, pues evita la venganza buscando la proporcionalidad. Nunca se puede hacer más daño del que te han provocado. Jesús huye de la venganza, pero no por este camino, sino proponiendo vencer el mal con el bien. Un camino muy poco transitado, al que con frecuencia oponemos razones extrañas.
Que no anide en mi corazón, Señor, la mala víbora de la venganza que envenena y mata. Que sepa superar el odio con gestos de sincero perdón y de humilde fraternidad.

Cita del día

Las bienaventuranzas como las de la paz, que identifica a los hijos de Dios; la humildad, que se extiende sobre la tierra; la misericordia recompensada (novedad del «talión»), constituyen la sustitución y el soporte de todo tipo de «talión» y «venganza». La Palabra de Dios en los labios de Jesús es, verdaderamente, la consumación y la elevación al máximo de la Ley y los profetas: de esta Palabra de Dios no pasará nada de ahora en adelante sin que se cumpla, de modo que quien la transgreda o enseñe a transgredirla se quedará en el umbral del Reino de los Cielos, a diferencia de quien la cumpla y enseñe a cumplirla, que será considerado como grande en el Reino de los Cielos (Mt 5,18ss).
Jesús es hombre de palabra y su palabra es Palabra de Dios: él mismo da testimonio de la coherencia del proyecto de sus bienaventuranzas a través de comportamientos ocasionales consecuentes (Jn 18,22ss) y, sobre todo, con la opción fundamental de la aceptación de la cruz en cumplimiento de las Escrituras (Lc 24,27; Hch 2,22-24; 1 Pe 2,21-25). Al perder la vida, Jesús ganó la resurrección.
También Pablo, en este fragmento autobiográfico, se presenta como testigo de la superación de un estilo reivindicativo y justiciero, moviéndose con fuerza, es cierto, pero también con transparencia, con sensatez, con tolerancia, con sinceridad en el amor. Es el estilo vencedor del hombre evangélico, que es capaz de perder algo de lo suyo para beneficiar a muchos; es la «cultura» del discípulo de Jesús, que es capaz de llevar la cruz como momento favorable, como día de salvación.

Fuente:
Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario Lectio Divina para cada día del año: Ferias del Tiempo Ordinario

Autor: Zevini, Giorgio / Cabra, Pier Giordano

Textos bíblicos
Primera lectura:
2 Corintios 6, 1-10

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios

Hermanos
Puesto que somos colaboradores de Dios, les exhortamos a que no echen a perder su gracia. Es Dios mismo quien dice:
        Tengo un tiempo propicio para escucharte,
        un día en que acudiré en tu ayuda para salvarte.

Pues bien, este es el tiempo propicio, este es el día de la salvación.
En cuanto a nosotros, procuramos no dar a nadie motivos para desacreditar nuestro ministerio. Al contrario, en todo momento nos hemos comportado como servidores de Dios. Es mucho lo que hemos debido soportar: sufrimientos, dificultades, estrecheces, golpes, prisiones, tumultos, trabajos agotadores, noches sin dormir y días sin comer. Añádase nuestra limpieza de vida, nuestro conocimiento de Dios, nuestra entereza de ánimo, nuestra bondad; y también la acción del Espíritu, nuestro amor sin doblez, la verdad que anunciamos y el poder de Dios. 
Tanto para atacar como para defendernos, empuñamos las armas que nos proporciona la fuerza salvadora de Dios. Unos nos ensalzan y otros nos desprecian; unos nos difaman y otros nos alaban: nos consideran impostores, siendo así que proclamamos la verdad. Nos tratan como a desconocidos, pese a que somos bien conocidos; nos ponen en trance de muerte, pero seguimos con vida; nos castigan, pero sin que la muerte nos alcance. Nos imaginan tristes, y estamos siempre alegres; parecemos pobres, y enriquecemos a muchos; damos la impresión de no tener nada, y lo tenemos todo.

Salmo:
97, 1. 2-3ab. 3cd-4

R/. El Señor da a conocer su victoria.

      Canten al Señor un cántico nuevo
          porque ha hecho maravillas;
          su diestra, su santo brazo,
          le ha dado la victoria. R/.

      El Señor ha proclamado su victoria,
          ante las naciones desvela su justicia.
          Ha recordado su amor y su verdad
          hacia la casa de Israel. R/.

      Han visto los confines de la tierra
          la victoria de nuestro Dios.
          Aclama al Señor tierra entera,
          griten de júbilo, alégrense, canten. R/.

Evangelio:
Mateo 5, 38-42

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
—Ustedes saben que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. Pero yo les digo: No recurran a la violencia contra el que les haga daño. Al contrario, si alguno te abofetea en una mejilla, preséntale también la otra. Y al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, cédele el manto. Y si alguno te fuerza a llevar una carga a lo largo de una milla, llévasela durante dos. A quien te pida algo, dáselo; y a quien te ruegue que le hagas un préstamo, no le vuelvas la espalda.

 

Color verde
Este color simboliza esperanza, paz, serenidad y ecología. Es usado durante el Tiempo Ordinario, en los feriados y los domingos que no exigen otro color (solemnidades, fiestas de santos).
Editorial Verbo Divino ● Avda. Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra), España ● Tel. 948 55 65 11 ● Mail. evd(AT)verbodivino.es
Project by 3emultimedia